Legado de noviembre 5

El mes pasado puede haber finalizado, pero por Literatura Prospectiva aún queda por hablar de algunas novedades aparecidas durante dicho período y que no he podido mencionar antes por aquí.

Como la publicación de la nueva novela de ciencia ficción de Ángel Torres Quesada, Estigia. Publicada por Atanor Ediciones, narra la peripecia que vive una colonia humana en el planeta que da nombre al libro. Allí, deberán enfrentarse a unas agresivas bestias nativas y a la pérdida de todas las mujeres que formaban parte de la expedición.

El prometedor futuro augurado para la colonia humana en el planeta Estigia se ve truncado por una invasión de bestias procedentes del norte, de las tierras aún inexploradas, feroces criaturas que de forma cíclica emigran al sur y luego, tras sembrar el caos y la destrucción, retornan a sus lejanos dominios. Aislada de los mundos humanos por acontecimientos que ignora, la colonia intenta sobrevivir y a la desesperada diseña un plan de emergencia: proteger a cientos de jóvenes, que permanecerán hibernados hasta que el peligro haya remitido y las hordas desalojen los territorios donde se asientan los humanos. Arael, un joven de extraña personalidad, se convierte en uno de los elegidos y, cuando despierta, descubre que solo los varones del Centro en el que ha permanecido han vuelto a la vida, mientras todas las mujeres han perecido, por lo cual el jefe del grupo ordena explorar todos los subterráneos en los que los demás grupos fueron ocultados, con el fin de rehacer la colonia, prepararse para la próxima llegada de las hordas de bestias inmundas e intentar restablecer la comunicación con la Tierra. Pero Arael tiene sus propios planes, y cuando parte del refugio en compañía de su único amigo, está decidido a ponerlos en práctica. Su meta es encontrar a la mujer que ama, a Carrie, y para conseguirlo no dudará en actuar con la violencia necesaria, que en muchas ocasiones pasará por la muerte de sus numerosos enemigos.

Tras esa extensa sinopsis, decirles también que fue gracias a la web de TerBi que me percaté de la existencia de este artículo sobre el libro en el Diario de Cádiz. Además, sepan que como cata se ofrece el primer capítulo como documento pdf. Y lo que no puedo resistir a señalar es que si yo fuera un potencial colono, pensaría dos veces en ir a un planeta al que le han puesto un nombre con tan siniestro significado.

En la entrada anterior de “Informes en minoría”, hice mención a la reedición de la novela Mundos en el abismo. Esta futura publicación de Bibliópolis no se quedará sola, pues Sportula ha iniciado un proyecto de antología de relatos basados en el universo de la obra original. Por ahora, sólo se sabe que pretenden tenerla preparada para primavera y la lista de autores participantes. Los enumero a continuación: Juan Miguel Aguilera, José Antonio Cotrina, Javier Cuevas, Rafa Fontériz, Toni Garcés, Rafael Marín, Sergio Mars, Felicidad Martínez, Alfonso Mateo-Sagasta, Daniel Pérez Navarro, Javier Redal, Paco Roca, José Carlos Somoza, Domingo Santos, José Miguel Vilar Bou, José Manuel Uría, Yoss y Jesús Yugo. He resaltado a los autores de la novela original, que también han querido participar en esta empresa. De esta noticia dio cuenta en su momento Stardust.

Ahora, una novela de ciencia ficción totalmente nueva y sin un pasado que rememorar. El encuentro es el sencillo título de la obra de Ángel Sucasas Fernández, en la que un hombre llegará más lejos de lo que hubiera creído posible para salvar la vida de su amada.

Mel va a morir. Y Dean no puede soportarlo. Así que hunde el pie en el acelerador y cierra los ojos, decidido a acabar con el sufrimiento de ver cómo se apaga, día a día, la persona a quien más ama.

Pero algo se acerca sobre la serpiente de asfalto por la que Dean vuela hacia el final de su vida. Y no es la muerte. Es un… encuentro.

El también editor de la revista Scifiworld y autor de la novela Hamelín (23 Escalones, 2011) ha escrito una novela no muy extensa (172 páginas) que la editorial NGC ficción! ha publicado por 8€ dentro de su colección Bolsillo 2.

Otro viaje al pasado es el que nos propone la editorial colombiana Laguna Libros, que ha reeditado tres libros de ciencia ficción de su país de origen. Los títulos elegidos han sido Viajes interplanetarios en zepelines, de Manuel Francisco Sliger Vergara; Una triste aventura de 14 sabios, de José Félix Fuenmayor, y Barranquilla 2132, de José Antonio Osorio Lizarazo. De esto también me enteré vía TerBi, que a su vez se refiere a un artículo del diario Semana.com que habla de estas reediciones y ofrece unas breves reseñas para las tres novelas. De esos textos he extraído las siguientes sinopsis.

Viajes interplanetarios en zepelines (novela, 1936) es la historia de Tomás, un oficial de la policía interplanetaria que planea unas vacaciones en Marte (varios años antes de las Crónicas marcianas, de Ray Bradbury), y que da lugar a una serie de aventuras increíbles, con amores incluidos.

Una triste aventura de 14 sabios (novela corta o cuento largo, 1928) es una parodia del fetichismo científico y sin duda tiene el mérito de ser la primera incursión de la literatura colombiana en la ciencia ficción.

Barranquilla 2132 (novela, 1932) es pura y dura ciencia ficción. Juan Francisco Rogers, un apasionado científico de 1932, decide hibernarse para despertar en un tiempo futuro, que terminará siendo la Barranquilla de 2132. Un mundo bastante diferente donde comer en público es un acto obsceno y las expresiones afectivas no tienen buen recibo, lo mismo que el arte y el sentido de la belleza: “Pero ahora tendemos a la simplificación. Hemos abolido todo lo superfluo en ademanes, palabras y movimientos”. Eso sí, bastante igualitario en asuntos de género y con cero problemas de movilidad: pequeñas y sincronizadas avionetas son la forma cotidiana de transporte; la comunicación -llama la atención- se hace con un sistema parecido a internet. Hay aventuras, desde luego, pero también una honda e inquietante reflexión sobre el progreso y la deshumanización que conlleva la ciencia. Y, como casi toda la ciencia ficción, a la larga, revela mucho más acerca de la sociedad presente que de la sociedad futura.

Y de publicaciones del pasado es de lo que habla este artículo en la web Puerto de Escape. En 1965 nació y murió la revista chilena Espacio Tiempo, la cual sólo alcanzó a tener publicados dos números. Su historia me resulta muy similar a otras revistas del estilo publicadas en otros países de habla española, la cual se puede resumir como crónica de una muerte anunciada. Creo que algunos ya conocen la combinación: muchas ganas, poco dinero y público potencial escaso. Pero ahí queda constancia otro muerto ilustre de la historia de la ciencia ficción en español.

Teniendo la parte de ficción narrativa bien cubierta, es hora de hablar de un libro de divulgación científica. El que ha escrito Sergio L. Palacios, profesor y responsable del blog Física en la ciencia ficción, con el título Einstein Vs. Predator. Publicado por Robin Book bajo su sello Ma Non Troppo, Palacios hace uso de ejemplos extraídos de películas de ciencia ficción para explicar diversos conceptos científicos.

El Profesor Sergio L. Palacios en este libro, quiere hacer llegar de una forma amable, divertida, amena y comprensiva para cualquier persona, independientemente de su nivel de conocimientos previos, el mundo de la ciencia, en general, así como las implacables leyes de la física, en particular. Con el fin de alcanzar el objetivo propuesto, se utiliza como disculpa, una vez más, el cine de ciencia ficción, plagado de conceptos científicos inexactos, erróneos, imprecisos, cuando no manifiestamente falsos.

En Einstein versus Predator, su segunda obra dedicada al mundo de la divulgación científica, el autor se detiene en explicar las posibilidades e imposibilidades de algunas hazañas superheroicas, de los viajes espaciales a mundos situados a años luz de distancia, del plegamiento del espaciotiempo para alcanzar velocidades superiores a la de la luz, de los viajes en el tiempo o de la existencia de realidades alternativas y universos paralelos, entre otros muchos temas más.

Para los amantes de los datos –y según cuenta el propio escritor en su web–, la primera edición la forman 2200 ejemplares. El libro en sí ocupa 302 páginas y cuesta 19’90€ y no hay edición digital de esta obra. He de indicar también que el autor ya escribió un libro del mismo estilo anteriormente, La guerra de dos mundos.

Como cierre de este artículo, informarles de que Scifiworld inició el pasado noviembre la 1ª Edición de los Premios Scifiworld de fantasía, terror y ciencia ficción. En la web ofrecen un formulario con muchas categorías donde cualquiera puede introducir sus nominaciones, las cuales se cerrarán el 15 de enero del año que viene. El período de votaciones se iniciará justo después, extendiéndose este período hasta el 15 de marzo. No sólo esto, también hay tres categorías especiales donde podrán competir cortometrajes, relatos e ilustraciones respectivamente.

Eduardo Higueras mantiene ProseRage, un portal dedicado a la literatura de género fantástico escrita en español.

5 thoughts on “Legado de noviembre

  1. Respuesta Risingson Dic 7,2011 10:04 am

    Einstein vs Predator es posiblemente el título del año.

  2. Respuesta Rubén Dic 7,2011 12:09 pm

    Hombre, no creo que sea el título del año (supongo que va con ironía el comentario) pero sigo desde hace tiempo el blog del autor y puedo decir que es un ameno divulgador de la ciencia, que suele utilizar películas y libros de ciencia ficción para este cometido. Su libro anterior (“La guerra de dos mundos”) me gustó bastante, supongo que este seguirá la misma tónica.
    En este estilo recomiendo también “La pizarra de Yuri” de Silente, con artículos sacados de su blog (www.lapizarradeyuri.com) , una gozada…

  3. Respuesta Risingson Dic 7,2011 1:56 pm

    Me refería al título, de forma literal. El título. Y sí, lo decía con un ligero deje de sentido del humor. De hecho la frase se puede interpretar como “el título resulta lo suficientemente chocante como para apelar a mis sensaciones más puras de amor a la subcultura, y sólo el hecho de imaginarme a un superhéroe como Einstein enfrentándose contra Predator, y ganándole, hace que me interese el interior”.

    Ahora, explicar el sentido del humor es bastante frustrante. Creía que estaba implícito.

  4. Respuesta Rubén Dic 7,2011 2:27 pm

    Aclarado. Identifiqué “título” con “libro”. Entonces estoy de acuerdo, un “título” chocante.

  5. Respuesta Rubén Dic 7,2011 3:33 pm

    Aunque no es de este año, este es uno de los “títulos” con más retranca que he leído:

    http://www.anagrama-ed.es/titulo/NH_103

    (disculpas por salirme del tema del post, no me he podido resistir)

Leave a Reply to Risingson Cancel Reply