La segunda venida

“Soy Cristo. Vuelvo mañana. Estad preparados”. Este sms llegó a todos los teléfonos móviles del mundo, al mismo tiempo que un mail, procedente de segundavenida@hijodedios.cie, era recibido por todos los buzones de correo electrónico del planeta y todas las webs de la red mundial cambiaban su contenido para mostrar sólo esas seis palabras. No tardaron ...

Criptografía básica 2

-Diez años de menstudio en las luztecas mejor surtidas de descargables -recita el joven, guiñando lentamente el ojo implantado en la palma de su mano (un tic con leve deje sexual) a su interlocutor-; primera posición en rankings de desencriptación estandarizados, por delante de ia-lgoritmos autoevolutivos; contribuciones publicadas en los cien nodos más considerados de ...

Asfixia y engranajes 2

Giro pausado de manivela, alambre a través de polea, nudo sobre argolla de cuero, pinza sobre el cuello enrojecido, giro rápido de manivela, alambre recorre la polea, aprieta el nudo sobre la argolla y la pinza se aprieta con asfixia, el gemido remonta la manivela, alambre, polea, nudo y argolla, cuero que pinza se estira ...

Dicen

Dicen que en aquellos tiempos de los manantiales brotaba sangre y que en las aguas de los ríos y los mares, teñidas de un manto bermellón, yacían los peces agonizantes. Dicen que en aquellos tiempos la lluvia, ausente durante meses, brillaba con el color del orín y su sabor era el del vinagre. Dicen también ...

La verdad sobre el viento 1

Son las dos y media de la mañana. Las ramas chocan contra la ventana. Los meteorólogos dicen que son vientos ciclónicos, una ciclogénesis explosiva, palabras que nadie entiende para distraer nuestra atención. El verdadero causante soplará y soplará y nuestra casa derribará. Y después nos comerá como a cerditos.

Breve historia del cosmos

Juanjo escupe en el suelo. Del escupitajo surge, en menos de un milisegundo, un punto de densidad infinita en el que explotan las leyes del espacio y del tiempo. La temperatura de la saliva asciende a mil billones de grados. El gargajo se expande, y dentro de él, antes de una décima de segundo, aparecen ...

Desnudo, desciendo

Hacia abajo sigue cascarón vacío sólo en azufre estancia cerrada cayendo. Una eternidad así acaba cuando el tiempo acaba se borra en la estancia cerrada. Cascarón vacío pues en azufre bañado y cayendo sin rostro con cuernos y tridente el rey de la estancia vacía lugar oscuro. Estanca oscuridad de despojos. Restos del tiempo acabado ...

Diamonds on my belly

En la penumbra del retrete, desnudos ya los dos de cintura para abajo, por lo que parece a ti ha dejado de repugnarte tanto este aliento mío mezcla de ron–cola y marihuana, la peste de la loción desinfectante o el sudor pegajoso con el que me riega este trópico en miniatura de la discoteca a ...