The Event 2

El título de esta serie ya condiciona al espectador para esperar “algo” que tiene que pasar, “El evento”. Con esas premisas parece que la trama se tiene que desarrollar dirigida indefectiblemente a que algo, serio claro está, ocurra. Hay, entonces, dos maneras de enfocar el elemento “evento”. Una primera en la que toda la historia sea una interminable búsqueda del evento, sin llegar a concretarlo o concretándolo lo mínimo posible para alargar sine die la resolución, y una segunda en la que el evento ya se ha producido y podemos ver la consecuencia del mismo. La serie, por el momento y en sus diez primeros episodios emitidos, trascurre más por el primer enfoque que por el segundo. Después de diez horas, aproximadamente, de emisión no sabemos qué es lo que va a pasar y, mucho menos, las consecuencias que tendrá.

Sin desvelar demasiado el contenido de los episodios, sí que se puede decir que nos encontramos ante una serie de ciencia ficción, con muchos elementos de thriller y de género “conspiranoico”. Perdidos, 24, Expediente X, Los 4400 y Alien Nación (o la más reciente Distrito 9) son referentes diáfanos de The Event. Nos encontramos ante una llegada de entidades extraterrestres que en los años 40 “cayeron” en Alaska. El gobierno de EE.UU. creó una base secreta donde mantener a los 90 visitantes, que tienen dos características fundamentales: son indistinguibles de los humanos y son muy longevos. Han pasado 60 años desde su llegada y aún conservan el aspecto que tenían entonces. El Presidente de los EE.UU., un avatar de Barak Obama de procedencia latina, muy comprometido con los derechos humanos –para algo es Premio Nobel de la Paz- decide dar la noticia de la presencia extraterrestre a la ciudadanía y, como consecuencia de ello, dejar en libertad a los retenidos. Pero, y aquí empieza la conspiración tipo 24 y Expediente X, fuerzas hostiles al gobierno se oponen a esta declaración y deciden acabar con el Presidente Martínez. El sistema para acabar con él no es otro que estrellar un avión contra la residencia de éste mientras se celebra una fiesta de cumpleaños. Imaginación no les falta a los guionistas, dicho esto con el mayor de los respetos.

Dejando a un lado las ironías, hay que reconocer que las premisas fundamentales son atractivas, aunque ya vistas en otros productos. Esta repetición y mezcolanza de situaciones habituales, sin embargo, puede resultar significativamente interesante si se sabe dosificar y se puede mantener la intriga. En la serie que nos ocupa, estos “restos de temporada” están bastante bien llevados y no chirrían prácticamente en ningún capítulo. La intriga se mantiene y las conspiraciones se producen a doble y a triple banda. Nada es lo que parece en un principio, ni los personajes ni las situaciones. Mediante el recurso narrativo del flashback, podemos atisbar el pasado de los visitantes y la “cortina de humo” que el Gobierno de EE.UU. planificó para ocultar la llegada de extraterrestres. Vamos conociendo a lo largo de los 10 capítulos la vida de algunos de los extraños, sobre todo de aquellos que consiguieron ocultarse y que no fueron capturados en los 40. Esos personajes son los que dan más juego pues se han integrado en la sociedad humana y, en muchas ocasiones, han manejado los hilos de infinidad de descubrimientos y acontecimientos en la historia de los últimos años. Se recoge así ese mito tan extendido entre los ufólogos que implica que todos los descubrimientos modernos –desde el microchip a la fibra óptica- proceden de la muy reconocida Área 51 y del OVNI “escamochado” en Roswell.

¿Qué nos traerá la segunda parte de la primera temporada? De momento se estrenarán dos nuevos capítulos a finales de febrero. El final del episodio décimo introducía una nueva intriga en la trama incorporando un nuevo “durmiente” a la nómina de ellos. Al parecer se incorporará un personaje nuevo, una senadora, que hará de contrapunto y voz discordante al Presidente Martínez. Los escasos índices de audiencia han obligado a los guionistas a dar un giro argumental y de acción a la serie. Esperemos que estos cambios sean para bien y que los espectadores podamos ver un desenlace de los misterios que rodean “El evento” y no nos quedemos con la sensación de “tomadura de pelo” que produjo FlashForward.

Guión: Nick Wauters
Emision USA: NBC
Reparto:
Jason Ritter (Sean Walker)
Sarah Roemer ( Leila Buchanan)
Laura Innes ( Sophia Maguire)
Ian Anthony Dale ( agente de la CIA Simon Lee)
Scott Patterson ( Michael Buchanan)
Clifton Collins, Jr. ( Thomas)
Taylor Cole ( Vicky Roberts)
Lisa Vidal (Christina Martínez)
Bill Smitrovich ( Vicepresidente Raymond Jarvis)
Željko Ivanek (Blake Sterling)

2 thoughts on “The Event

  1. Respuesta Mario Moreno Cortina Ene 20,2011 9:09 am

    Yo he visto los episodios que han emitido y, aunque es muy entretenida, no se te va de la cabeza en ningún momento la sensación de que nos están tomando el pelo.

    Le voy a dar 2 ó 3 episodios más de plazo y si continúan mareando la perdiz (como dice un colega mío, “lostizándose”), la dejaré de ver.

  2. Respuesta WHY? Ene 31,2011 6:56 am

    AL PARECER THE EVENT SIGUE EL MISMO PATRON DE FlashForward. EN EL SENTIDO EN MI PAIS LO DIERON DIES CAPITULOS Y LO DETUVIERON EN DICIEMBRE Y LUEGO CONTINUAR EN MARZO AHORA PORQUE PERDIO EL HILO FlashForward. AL IGUAL Q THE EVENT CREO Q LA GRAN NECESIDAD DE AUDIENCIA DE LOS CANALES HACE QUE NO ANALICEN BIEN LAS COSAS Y SE DAN CUENTA CUANDO TODO VA A LA MITAD Y NO LES QUEDA DE OTRA Q TIRAR LA TOALLLA …

Leave a Reply