Watchmen: la adaptación 15

Muchas mujeres pasan gran parte de su vida anhelando que llegue el día de su boda, pero cuando éste llega, rara vez pueden disfrutarlo; están tan preocupadas de que todo vaya bien, que les resulta imposible relajarse y disfrutar del evento.

Creo que a muchos de los que llevábamos años deseando que Watchmen fuera adaptada al cine nos ha sucedido algo parecido cuando hemos podido asistir por fin a su estreno: estábamos tan preocupados por que no nos decepcionase, espantados ante la posibilidad de que Zack Snyder se hubiera equivocado terriblemente al trasladarla a la pantalla, que no la hemos podido disfrutar del todo. Pero estoy seguro que a medida que pase el tiempo, y volvamos a verla, podremos observarla con más perspectiva y disfrutar de esta adaptación que, creo sinceramente, se merece todo nuestro respeto.

A pesar de eso son numerosas las críticas negativas vertidas en innumerables blogs y webs, lo cual no me parece mal: la película tiene varios problemas narrativos, y es justo que se mencionen (yo mismo lo hago en un artículo mellizo a este). Los que no resultan tan aceptables son esos otros comentarios destructivos que machacan sin piedad la película, tratando sin ningún respeto el trabajo realizado por muchas personas durante mucho tiempo. Entiendo que Watchmen lleva tanto tiempo viviendo en nuestras mentes, formando parte de nosotros, que nos resulta muy difícil aceptar la visión de nadie; sucede lo mismo cuando satisfaces una fantasía sexual: aunque la recreación sea exacta a tus imágenes mentales previas, el riego de decepcionarnos es grande.

Pero, seamos honestos, y reconozcamos que, en el fondo, temíamos que esta adaptación nunca llegara al cine, y que muchos aseguraban que era un cómic inadaptable; recordemos todos los intentos anteriores, con otros equipos, e imaginemos cómo podrían haber sido; agradezcamos que, pese a lo elevado del presupuesto, no se ha infantilizado el tono de la película para vender más entradas; reconozcamos que se han esforzado por ofrecer una obra densa, fiel, y exhaustiva, en la que aparece (con mayor o menor fortuna) casi todo lo que el cómic cuenta, y que si no aparece en el cine (por presiones de la productora), estará en la edición en DVD y BluRay, y valoremos el abrumador nivel de detalle del apartado visual, que recrea fielmente unas viñetas abarrotadas de información.

Agradezcamos, en definitiva, que Snyder y se equipo se hayan empeñado en defender su visión, respetando todo lo exigible el cómic de Moore y Gibbons, y entendamos que hubiera resultado imposible lograr una adaptación que nos gustase a todos.

Así que no nos pongamos demasiado quisquillosos, porque, nos guste más o menos la película, creo que debemos sentirnos muy satisfechos con los resultados, sobre todo si recordamos otras adaptaciones no muy lejanas. ¡Por Dios, si hasta han hecho una película de animación basada en los “Relatos del navío negro”! ¿Qué más queremos? (Sí, ya sé, muchos desearían que este relato se hubiera incluido en la película estrenada, pero seamos razonables, y comprendamos que hubiera sido tal vez demasiado para el público “profano”. Ya llegará el DVD, y todos gozaremos como oseznos en un charco de barro).

Si de lo que se trata es de enjuiciar la película como adaptación, basándonos en todo lo anteriormente mencionado, la nota debe ser, obligatoriamente, muy alta. De hecho, uno de los mayores problemas que he tenido al verla ha sido derivado de su gran fidelidad con el cómic. Cuando uno ve de nuevo una película que ya ha visto, aunque la adore, hay algo que pierde irremediablemente: la sensación de no saber hacia dónde va. Cuando ves un filme por primera vez tu mente trabaja tratando de adelantarse al guión, de imaginar qué pasará después. Ese disfrute se pierde en posteriores visionados, y también cuando se contempla una obra que, como ésta, es tan fiel al material en el que se basa, sobre todo si se tiene fresco su recuerdo, como era mi caso.

La fidelidad es enorme, salvo por pequeños detalles, como que hay más peleas que en el cómic -pero en nada actúan en detrimento del filme, y creo que la mayoría de los espectadores las agradecen-, que la escena de sexo sobra, que el personaje de Veidt no funciona demasiado bien, y demás ejemplos que todos tendrán en mente, pero que en su mayor parte no considero demasiado importantes. Salvo uno, el referente a ese polémico cambio del final: el tema del calamar. No me molesta que el bicho haya desaparecido de la película, decisión que puedo entender porque hubiera añadido más complejidad a una película ya bastante compleja, sino por lo que se pierde con el cambio. El plan de Veidt consistía en crear una gran amenaza ante la cual la humanidad no tuviera más remedio que unirse; para este fin resultaba idónea esa criatura, supuestamente extraterrestre. Al culpabilizar de la masacre al Dr. Manhattan, hasta ese momento propiedad del arsenal de los EE UU, dudo que se consiga la misma alianza que generaba un enemigo ajeno a nuestro mundo, y me pregunto cuánto tiempo pasará antes de que cualquier nación culpe a los americanos de lo sucedido, se desencadene otro conflicto, y alguien vuelva a dar cuerda al reloj del fin del mundo.

Dejando aparte el aspecto narrativo, también el diseño de producción, los efectos especiales, la banda sonora, el casting, y demás elementos del filme me parecen muy acertados, consiguiendo reflejar con habilidad lo visto en el cómic, sin olvidar que también se añade material nuevo respecto a la novela gráfica (como los estupendos créditos iniciales), el cual sirve para enriquecer la película.

En resumen, considero Watchmen una adaptación brillante; posiblemente, teniendo en cuenta que sólo el comic puede ser igual que el comic, casi la mejor adaptación posible.

Para aquellos a quienes no ha satisfecho en mayor o menor medida, les recomendaría, con la mejor de las intenciones, que vuelvan a verla, ya que creo sinceramente que estamos ante una obra que ganará con sucesivos visionados, y que aunque parece no estar funcionando muy bien en las salas, estoy convencido de que será un bombazo en DVD y BluRay.

15 thoughts on “Watchmen: la adaptación

  1. César Mar 18,2009 9:10 am

    Un artículo muy atinado. Felicidades.

  2. AMS Mar 18,2009 10:00 am

    Plenamente de acuerdo con lo que comentas. Yo diría que es una película de notable y una adaptación de notable alto o sobresaliente bajo. Ufff, hay que afinar tela.

  3. AMS Mar 18,2009 10:04 am

    Una pregunta que me hago al margen de la polémica de si o no a la peli: ¿Por qué demonios es azul el Dr. Manhattan? ¿Le gustaba parecerse a un pitufo cuando se reintegró? :)
    Y ya puestos, Snyder debió de ser valiente y hacer un Dr. Manhattan sin ese halo y ese color que resalta todas las imperfecciones de la cara del actor. Total si era dios que se hubiera dado un aspecto mas «normal» y no azulado. Pero si hubiera hecho eso los gritos se hubieran oído mucho mas que ahora

  4. Knut Mar 18,2009 10:24 am

    Con la costumbre a cuestas uno esperaba poco menos que el Horror, especialmente cuando había visto antes de nada el trailer del videojuego que es inenarrable. Pero la verdad es que ha sido toda una grata sorpresa que no esperaba en absoluto. Y eso que a mi 300 no me gusta en absoluto, no niego que es una adaptación más que correcta, pero si el original me parecía ya que dejaba mucho que desear la peli ahondaba con placer en estos defectos.

    Lo mejor de esta peli es de largo (al menos para mi) los créditos iniciales. Magníficos de verdad, delicia para el enamorado del tebeo y un modo cojonudo de introducir a los «legos» Eso sumado a que en muchísimas ocasiones los textos son clavados al de los tebeos, algunos de los actores está sencillamente perfectos y en que general todo funciona muy bien, pues leches uno hasta se emociona un poquitin a qué negarlo.

    Sin embargo le veo algunas pegas. Disiento con que sea una adaptación tan fiel, creo que algunos personajes, como el caso de Rorschas (¿se escribe así?) estan pobremente perfilados. O mejor expresado, se dejan de lado matices que son los que los enriquecen realmente. El tramo de la cárcel por ejemplo, toma más tiempo en hacer musicales de hostias lentas, que en desarrollar plenamente a Roschars. El papel del psicólogo por ejemplo, me parece fundamental para entender la relación entre el lector y R. O su filofascismo, que queda reducido al hostiar clinjisbudiramente y esa fascinación incosnciente por este tipo de personajes. Al menos a mi me parece que Moore hizo un análisis brutal de todo esto que la peli ni siquiera apunta.

    Las escenas de hostias sobran completamente, son pocas pero arruinan el ritmo narrativo. Vale que en Matrix se justificara eso de enlentecer las hostias y demás, pero no entiendo por qué esto se hereda en otro tipo de cine. Siempre he creido que meter sin más camaras lentas es una muestra o bien de cierto egocentristo narcisista por parte del director, o de una incapacidad narrativa. Una película que necesita de una implicación del espectador mayor de la habitual por su complejidad se resiente mucho en mi opinión rompiendo esa densidad narrativa a base de chicle circense.

    También creo que es un acierto el prescindir del calamar, más que nada por cuestiones de metraje, pero no me gusta el que hayan convertido a Manhatan en el maloso. Como dice la reseña es algo que pierde consistencia, la solución que pone Moore tiene su sentido precisamente en introducir un Miedo Ajeno, en el que nadie está implicado. Pero vamos que me parece respetable y una opción válida la que se toma en la peli.

    Pero de lo que más me alegro es de la cantidad de nuevos lectores que encontrará la obra de Moore. Si al terminar de leer el tebeo no te haces un enamorado del medio es que no tienes sangre en las venas, juas juas juas,.

    Por cierto que una buena adaptación del Dark Knight estaría la mar de bien, pero por el amor de Dios que Miller, el Miller de hace unos años, el esteta postmoderno que ha renunciado a contar nada, el judas que se ha cagado en Eisner, ese «director», no tenga nada que ver con ella.

    Salud!

  5. Knut Mar 18,2009 10:30 am

    Lo del color del Dr. Manhatan creo que se debe a que todos los personajes estan inspirados en superhéroes de la D.C. medio olvidados, en el caso del Dr. M creo recordar que el Capitan Atom que era así como Tipo En Bolas Azuloso Plateado.

  6. Rudy Mar 18,2009 11:21 am

    De la Charlton, en realidad, una pequeña compañía de comics cuyos derechos acabó comprando la DC. La mayoría de los personajes estaban creados por Steve Ditko, el primer dibujante de Spiderman.

    De hecho, el paralelismo es, más o menos:

    Question -> Rorschach
    Capitán Atom -> Dr. Manhattan
    Blue Beetle -> Buho Nocturno
    Night Shade -> Silk Spectre
    Peace Maker -> El Comediante

    Y me temo que ahora mismo no recuerdo de qué personaje parte Ozymandias.

  7. RSMCoca Mar 18,2009 11:26 am

    La película: A mí me pareció tambien bastante buena. Un pelín excesivamente violenta, pero bien enfocada en general. Salí agradablemente sorprendido de verla. Incluso me parece que el final de la «peli» supera el del comic.

    El color «pitufo» de Manhattan puede deberse a varias cosas. La principal es la que dice Knut. Pero si Moore y Gibbons la mantuvieron quizás haya sido para potenciar la diferencia entre el «superheroe dios» y el común de los mortales y porque daba un aspecto visual más llamativo, limpio aséptico y además lo diferenciaba de Ozymandias, su digamos contrapartida humana

    Por otra parte, en la historia, El Dr. Manhattan es capaz de alterar su propio color (lo demuestra en el comic y en la peli) pero como ya no es humano lo demuestra (quzas subconscientemente) adoptando ese color de piel en lugar del color que tenía anteriormente cuando era un simple humano.

  8. RSMCoca Mar 18,2009 11:27 am

    Ozymandias era Thunderbolt

  9. Rudy Mar 18,2009 11:42 am

    Acabo de recordar un número de Question (la serie que sacó DC, algo después de Watchmen, escrita por Denny O’Neil) en que el personaje protagonista se compraba un número de Watchmen precisamente y, por supuesto, le encantaba el personaje de Rorschach. Si no recuerdo mal, acababa soñando con él.

  10. Santiago Eximeno Mar 18,2009 3:58 pm

    Excelente número el que menciona Rudy. De hecho, los doce primeros de esa reencarnación de Question son espectaculares, luego decae pero esos doce primeros números a mi me parecieron imprescindibles.

  11. Fernando Ángel Mar 18,2009 4:17 pm

    De lo mejor que he leído en cómic -estoy de acuerdo- y no suelo oír hablar mucho de ellos.

  12. Rudy Mar 18,2009 4:42 pm

    Sí, estoy de acuerdo.

    Sin duda es lo mejor que ha hecho Denny O’Neil, que por aquel entonces parecía estar en estado de gracia. Porque el resto de su obra va de lo correcto a lo mediocre (no nos engañemos: su Batman o su Green Lantern/Green Arrow, con un dibujante que no fuera Neal Adams habría pasado sin pena ni gloria. Y, desde luego, hoy no sería ni recordado.

  13. Kaplan Mar 19,2009 10:53 am

    De acuerdo al 100% con esta Reflexión. Destacaría (sí, destacaría) las escenas de acción, que además de estar excelentemente rodadas (arte que han olvidado el 90% de los apresuradísimos directores actuales; a la acción le sienta mejor, paradójicamente, la ralentización que la aceleración) sirven para mantener un ritmo que sin ellas no existiría en absoluto debido a la fidelidad que muestra el filme a la construcción en capítulos del cómic. En lo negativo, ese Halleluya polveril que suena a ¡por fin!, y la solución final, que aun siendo brillante, tal como dice el autor de este texto, es difícil de creer desde un punto de vista cínico. ¿No arovecharían los rusos, totalmente equipados, la coyuntura?

  14. Fernando Ángel Mar 19,2009 1:22 pm

    Ayer la vi, por fin. Respecto a las críticas a la adaptación, siempre me ha molestado bastante comparar con las obras originales, pero en un calco como este… Como nos pasó con los que arremetieron contra El señor de los anillos porque no estaba Tom Bombadil… Ya me parece… En fin…

    A mí incluso me han encantado el Búho y, aquí me llegarán los tomatazos, me fascina Ozymandias. Habría quedado más serio el final si les ostia con traje y corbata, que me habría encantado. Como es cuestión de gustos, no entraré en discusiones, pues los gustos no admiten discusiones.

    Quería escribir sólo acerca de lo del nuevo final, que me parece muy redondo. Lo que yo entendí fue que todas las naciones piensan que Manhattan está vigilándoles y que en cuanto una nación se desmadre va a repetir la masacre. Contra eso, nadie mueve un dedo. Se convierte entonces en un dios bíblico, cruel, «vigilante»… Que ya no pertenece a ninguna nación (también ha atacado a los EE.UU.) y cuya existencia callada y oculta -si no vuelve a aparecer- es como la espada de Damocles eternamente sostenida sobre cualquier «malvado». ¿Por qué va a atacar U.R.S.S. a EE.UU.? No deja de atacarle por una cuestión intelectual, como en el cómic, sino por miedo. La reflexión intelectual no detiene las guerras. El miedo, sí. La reflexión intelectual de «Hay que ser buenos» sería una consecuencia ulterior.
    Me parece que redondea el argumento y que cierra bien la longitud bastante corta que es una película y que precisa sintetizar información. Me parece loable, incluso por la ironía que contiene.

  15. arturo Abr 23,2009 5:10 pm

    Bueno, no he visto la pelicula ni tengo intención pero ya que se trata de defender la pelicula …
    En el comic se secuentran a un monton de gente diferente para crear la amenaza extraterrestre y se los llevan a una isla que es donde Comediante descubre el pastel
    ¿Como se ve afectada esta trama de secuestros en la adaptación? Porque digo yo que con secuestrar a fisicos ya le vale. Un momento, Veldt es más listo que todos ellos. ¿Para hacer eso para que necesita a nadie?
    Otra cosa..
    En el comic Alan Moore y Dave Gibbons dejan muy claro que «Neighbourghood threat» de Iggy Pop y David Bowie, es el tema de Rorschach. Un tema que le viene como anillo al dedo..» Hay alguien hay abajo …Fijaos en esos ojos, en esos ojos de loco.»
    ¿Me quiere explicar alguien porque no se ha incluido esa cancion en la banda sonora?

Comentarios cerrados.