Homínido 15

Oank no tenía nombre aun cuando ocurrió el miedo. La tormenta se desanudó tal como el grupo lo olfateó en el viento, pero llovían rayos. En los puntos de la sabana que los ojos alcanzaron empezaba el fuego. Retumbó una luz muy cerca del árbol donde se cobijaban. Y los depredadores de cada noche ignoraron la presencia de sus carnes cuando pasaron al ras, dando saltos entre la maleza, huyendo con los pescuezos erizados. La estampida comenzó.

Oank, dando un salto elástico, sin soltar el hacha de piedra con la que vigilaba cada noche, dejó atrás primero a los enfermos, luego a los ancianos, a las hembras que cargaban niños de teta, a los propios niños. Por último, dejó atrás a los machos que como él corrían armados de hachas. El fuego les pisaba los talones pero la cumbre de piedra estaba cerca, su oscuridad era inaccesible para las lluvias, lo sería también para el fuego.

Oank llegó hasta las primeras piedras, se aferró a ellas con la misma ferocidad en pies y manos y subió la pendiente licuando sus músculos hasta alcanzar la cueva. Dentro de ella, lo aturdió su propia respiración. Era un fuelle roto, una bestia que exhalaba y hacía eco. Cayó junto a una mancha de humedad y esperó. La luz del fuego empezaba a iluminar cada filo, cada arista del refugio. Los rayos habían callado.

Los dioses entonces soltaron la lluvia y Oank, soltando su hacha, emitió un sonido. Un sonido que al fin le devolvía la cueva como suyo. Pero no fue suficiente: Oank se puso en pie. Gritó a la entrada de la cueva, la luz se iba apagando con el incendio y sólo entraba hasta él la humedad que salpicaba la piedra. El eco otra vez. Oank, tiritando, salió de la cueva y se quedó a la intemperie gimiendo. No estaba a salvo. Estaba solo por primera vez en su vida.

15 thoughts on “Homínido

  1. Respuesta Jose Ene 24,2012 12:16 pm

    pequeña! :):):):) qué romántica síntesis del momento en que comprendimos que estar solos es la muerte… me recuerda a la guerra del fuego ¿Qué le harás ahora al pobre Oank? :) :) :)

  2. Respuesta Carlos Ene 24,2012 2:22 pm

    Descrpcion conmovedora , metaforas increibles , “La oscuridad era inaccesible para las lluvias , lo seria tambien para el fuego ” muy bello

  3. Respuesta Otilia Carrasco Ene 24,2012 3:08 pm

    Parábola de ‘la estampida’ con belleza, incluso con la belleza del momento en que nos descubrimos solos.
    Belleza en todo lo sacrificado, disparados en supervivir…,
    Dominio de ‘ese caldo’ de la memoria que se recrea, que se recuerda, que no se olvida.

  4. Respuesta Leticia Ene 24,2012 3:20 pm

    Yo creo que en ese momento Oank pensó solo en si mismo, se quiso salvar del fuego dejando atrás a los demás. Muy bueno!

  5. Respuesta Silvana Ene 24,2012 3:25 pm

    Leí tan deprisa que casi me caigo de la pantalla… VÉRTIGO!.

    Love it!

  6. Respuesta Victoria Ene 24,2012 5:56 pm

    Acá llueve mientras leí y mientras. Bajo un techo estoy hace rato, y no me parece romántico estar en el ojo de la tormenta todo el tiempo, o sea toda la vida pero está bueno quizás ver el caos como el inicio eterno, de lo que sea. Espero que sea.

  7. Respuesta Celeste Cervera Ene 24,2012 10:42 pm

    :D (gracias por los comentarios)
    ‘Maricón el último’, gritan algunos. ‘Quien quiera salvarse, se perderá’, dijo Otro. Lo cierto es que NO tenemos en nuestra programación genética algo como el altruismo, la generosidad, etc, etc. Pero sin esas características estamos perdidos. Tuvimos que aprender. Tuvimos milenios para aprender. Contradicción? Jugarreta biológica? Maravilla?
    …Todos o ninguno…

  8. Respuesta Andreina Ene 24,2012 11:53 pm

    Y tenemos la empatía, que nos hace mejor persona.
    Para mí que soy italiana, siempre es un desafío leerte, al igual que un placer. Sigues, ¡por favor! :)

  9. Respuesta Fernando Antequera Ene 25,2012 12:23 pm

    Pero mira que eres… No me hagas correr a estas horas!! Jaja Siempre consigues meterme en tus textos, eres increíble! Ah, y tus juegos con el vocabulario me sorprende. No sé si será por tus raíces, pero tienes una voz muy característica. Me gusta, me gusta :D

    En cuanto al tema, me parece que es una metáfora muy apta para el hoy en día. ¿Puedo ver una crítica al final? Tendremos que hablar de ello.

  10. Respuesta Pater Ene 26,2012 3:04 am

    Desde aquella foto con la manzana sentada en mis piernas hasta esta Celeste madura ha pasado una eternidad,Oank es la representacion encubierta de cada uno de nosotros que vivimos de este lado del oceano en muchos momentos de nuestras vidas,hacha en mano hemos subido pendientes,hemos escapado de muchos fuegos en esta americalatina y dioses soltaron lluvias, asi y todo como Oank no estamos a salvo.Bienvenida seas Celeste al mundo magico de las letras.

  11. Respuesta hernan Ene 26,2012 6:49 pm

    tendrías que dedicarte a hacerlo todo el día… muy bueno

  12. Respuesta Gustavo Ene 28,2012 6:51 pm

    Oank tuvo nombre cuando venció al miedo. Recién tuvo nombre propio cuando lo venció y batalló hasta darse cuenta de que la gran amenaza no era otra cosa que un fantasma en su mente. Brillante.

  13. Respuesta Gustavo Ene 29,2012 4:12 am

    O tal vez Oank obtuvo su nombre propio al batallar contra una realidad muy tangible y negada por los que tenían nombre y apellido. Nada de lo humano nos es ajeno. No debemos enajenarnos en el pensamiento. Los ajenos son los otros, los que no piensan como debieran, pese a que se les paga para eso. Son los “otros” realmente ? O forman parte del “nosotros” ?

  14. Respuesta Enrique Ene 31,2012 12:37 am

    La racionalidad es algo que se nos presupone actualmente pero a menudo, posiblemente más veces de las que nos gustaría, seguimos sacando de nuestro interior al Oank que llevamos todos. Muy bueno Celeste, prueba clara de que con tan pocas palabras se puede expresar tanto.

  15. Respuesta Silvia Feb 28,2012 2:19 am

    Celestita! me encantó tu relato. Oank es ese lado casi oscuro, que la mayoría de nosotros nos da miedo admitir que tenemos. Pero qué mejor que reconocer que todos, en la ocasión menos esperada, podríamos actuar dejándonos arrastrar por la garra del miedo, para luego dejar un hueco a la orgullosa razón para intentar explicar lo que sólo la Naturaleza sabe guardar como un secreto.

Leave a Reply